lunes, julio 27, 2009

Ratas de Laboratorio 29: La nevera y yo

Hoy tengo la mano tonta. Me ha costado un montón de tiempo dibujar un chiste tan sencillo como éste. Y es que hay días que una se siente como si no supiera dibujar en absoluto.

8 comentarios:

Lord Sapphire dijo...

Típico de los errores genéticos.

Epi dijo...

Algunas madrugadas, sobre todo las del sábado al domingo, cuando llego a casa de fiesta también siento un amor considerable hacia mi frigorífico.

An dijo...

jajaajajajajaja, fantastico. Saúdos e apertas :)

Inmarteee dijo...

Lord Sapphire: Creo que Leonor tiene más que decir de lo que Electrón piensa.

Epi: Ya veo, yo creo que el frigorifico realmente es algo a lo que amar, porque es blanco, frío y te proporciona Cocacolas fresquitas. Es exactamente como uno se imagina que debe de ser Dios.

An: Muchas gracias, creo que debría sacar más a Leonor... tiene potencial. Saludos para ti también.

Volcano dijo...

Lo que te paso es un bloque artistico, a todos los artistas les sucede

iResponsable dijo...

Todo lo que no te da tu pareja te lo ofrece la nevera.

Félix Santiago dijo...

Mira que aprecio a Electrón, pero creo que debería mirar con otros ojos a Leonor; al fin y al cabo, si es así es pq así la hizo él. Esta madrugada entendí perfectamente a Leonor...

Inmarteee dijo...

Volcano: ¿Bloqueo artístico? Es posible, pero desde luego es muy molesto.

iResponsable: Te doy la razón en eso, es más, en ocasiones creo que la nevera te ofrece mucho más.

Félix: Electrón no puede apreciar a Leonor aunque la haya creado él, porque, técnicamente, odia a todas sus creaciones. Ahora que lo pienso, técnicamente también odia todo lo que no son sus creaciones. Sí, parece un trabalenguas.